Entrada destacada

Poéticas... y otra antología inconclusa

martes, 10 de noviembre de 2015


SILENCIO, POR FAVOR



El Silencio es  necesario para que organicemos mejor nuestras ideas, para que leamos o estudiamos con un nivel de concentración más alto y, en todo caso para que nos escuchemos mejor a nosotros mismos. Para muchos el silencio tiene muchas definiciones. Por ejemplo, se calla para evitar herir a alguien. Se calla para prevenir la vinculación a un problema. A veces también callamos para descansar, suele suceder después de las fiestas muy ruidosas. Para los místicos el silencio les permitía escuchar su voz interior. Hoy buscamos el ruido para ahogar esas voces que perturban nuestras cotidianidades.

Queda la pregunta si debemos continuar observando el silencio en los reglamentos de las bibliotecas.

Consultar en el siguiente enlace nos ayuda a comprender los por qué y los cuándo de las normatividades. Ayuda mucho que leamos los estatutos de otras instituciones que podrían convertirse en nuestros referentes. Las lógicas del mundo actual nos presionan hacia mundos cambiantes; pero ¿Contamos con criterios para la convivencia donde justifiquemos la práctica del silencio?

Debemos definir para qué nos sirve el silencio en las bibliotecas y cuál es el tipo de silencio que hemos de observar. Desde lo obvio caminamos hacia lo complejo.

Para rener presente: http://www.unitropico.edu.co/index.php/normatividad/reglamentos/reglamento-biblioteca




Del canta autor argentino Athahualpa Yupanqui, (Atahualpa Yupanqui (en quechuael que viene de lejanas tierras para decir algo), seudónimo de Héctor Roberto Chavero Aramburu1 (Juan A. de la Peñapartido de PergaminoArgentina31 de enero de 1908 – NîmesFrancia23 de mayo de 1992), fue un cantautorguitarristapoeta y escritor argentino). la letra de su canción, clásica del folclor sureño:

Le tengo rabia al silencio


Le tengo rabia al silencio
por todo lo que perdí.
Que no se quede callado
Quien quiera vivir feliz.

Un día monté a caballo,
Y en la selva me metí,
Y sentí que un gran silencio
Crecía dentro de mí.

Hay silencio en mi guitarra
Cuando canto el yaraví,
Y lo mejor de mi canto
Se queda dentro de mí.

Cuando el amor me hizo señas,
Todo entero me encendí.
Y á fuerza de ser callado,
Callado me consumí.

Le tengo rabia al silencio
Por todo lo que perdí,
Que no se quede callado
Quien quiera vivir feliz.



Resultado de imagen para atahualpa biografiaResultado de imagen para atahualpa biografia

Él HACEDOR DE SILENCIOS

Por

Luis Emiro Álvarez

Para él que viene de lejanas tierras
para decir algo...
Cantor de silencios
voz quechua
callabas para ocultar 
tesoros amerindios
Cuzco o Quito
la cuna de alguien rebelde
cuya arma fue el silencio.

Silencio que da autoridad 
que da respeto
que da hidalguía;
silencio que nos dió un Athahualpa
un Athaulapa que nos dió su silencio.

Silencio 
en Cajamarca, su última morada
Silencio 
indígena que taladra memorias
Silencio 
que sirves en bandeja de plata 
tus víctimas
dejamos cantar con Yupanqui
otra voz quechua





PARA PENSAR: 




x

REACCIONES:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Enlace Unitrópico

Visitas

contador de visitas

Entradas más vistas