Entrada destacada

Poéticas... y otra antología inconclusa

miércoles, 29 de abril de 2015






La experiencia de leer en voz alta en Unitrópico nos indica los nuevos caminos hacia la imaginación. Nos precisa la necesidad de escucharnos. Nos confrontamos con el famoso pánico escénico. Comprendemos que la literatura es un lenguaje universal. Exploramos otros mundos. Vivimos nuevos sueños.

Este año emprendimos dicha actividad el jueves 23 de abril hacia las cuatro y media de la tarde, después de la lluvia y de varias interrupciones   del fluido eléctrico. Leímos la Cartilla para mejorar de Fernando Soto Aparicio  uno de los escritores que nos visitaba el 23 de abril a propósito del día del idioma, un recorrido breve por una propuesta ética dirigida a los niños de Colombia. Mucho se ha hablado de este escritor por el tratamiento que le da a sus temas: crudeza y realismo, a su vez crítico y analítico. Directo. Poético. Denuncia pero espera. Reclama pero concilia con dignidad.  "La patria reside en su corazón" nos dijo esa mañana en el auditorio cuya presencia engalanó nuestro recinto.

Nos deja un testimonio de fe y esperanza sin  eclipsar las preguntas por un mundo mejor. Empezó escribiendo y publicando las Voces del Silencio en la década de los años cincuenta y, en la mañana que nos regalo su sabiduría nos compartió una oración por Colombia. El viernes 24 de abril continuamos leyendo cuentos infantiles y el autor escogido fue el maestro Celso Román. Ambos autores nos han regalado para la biblioteca de a cinco títulos de su producción. Escuchar estas dos voces generan  un alto sentido de la oportunidad para  aprender de Colombianidad.


Resultado de imagen de fernando soto aparicio oración a jesucristoResultado de imagen de fernando soto aparicio oración a jesucristo

Desde el coatí hasta los chiguiros, como la biografía de Don José Celestino Mutis, los ríos, las riquezas del subsuelo colombianos son los temas con los cuales nos convoca al cuidado del medio ambiente. Sin lugar a dudas Don Celso se conoce el país. Nos compromete como colombianos a que debemos saber siquiera una de las múltiples lenguas indígenas. Con sencillez y precisión indica procedimientos muy prácticos para conectar la literatura a las prácticas de la investigación en ciencias. Durante el día, ubicados en la plazuela central de Unitrópico leímos varias rondas el libro las COSAS DE LA CASA donde nos relata una breve historia de todas las cosas de la casa desde las puertas hasta la cocina como respondiendo las mil y muchas preguntas de los niños a quienes ama sin duda alguna.



Muchas gracias a los profesores del departamento de Idiomas y a los administrativos que se vincularon a la actividad. Muchas sugerencias para que Unitrópico Lee sin límites se convierta en una estrategia institucional para perderle el miedo al micrófono a la hora de leer.

Muchas gracias al equipo de trabajo de la Dirección de Investigación de Unitrópico y muy en especial a los maestros  Don Fernando Soto Aparicio y Celso Román quienes  tienen muy claro su ideario frente a la esperanza del mundo a través de la educación y la alegría de vivir entre las nuevas generaciones de colombianos y colombianas y, más concretamente en Casanare.



REACCIONES:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Enlace Unitrópico

Visitas

contador de visitas

Entradas más vistas